]]>

La importancia de incorporar la fibra a tu dieta

La importancia de incorporar la fibra a tu dieta

Uno de los complementos indispensables para que funcione bien nuestro metabolismo es el consumo de fibra, al incorporarla en nuestra dieta prevenimos riesgo de sobrepeso, obesidad y enfermedades relacionadas con la diabetes.

Lo recomendable es consumir alrededor de 30 gramos de fibra diarios. La fibra acelera el tránsito intestinal además tiene la capacidad de absorber triglicéridos, azúcares, etc. El efecto laxante de la fibra evita problemas de estreñimiento cuyas consecuencias negativas pueden ser dolor abdominal y hemorroides, además su ingesta provoca saciedad por lo que es útil en regímenes alimenticios.

Existen dos tipos de fibra

Fibra soluble.- Éste tipo de fibra es soluble en agua y al llegar al intestino grueso se fermenta y genera ácidos grasos que benefician a la microfibra del colon (conjunto de microorganismos presentes en el cuerpo cuya función principal es la protección de enfermedades) ,  un ejemplo de fibras solubles son lo probióticos presentes en galletas, gelatinas, queso y yogurt con probióticos añadidos, también se encuentran en vegetales como la col, en frutas como manzanas, fresas, naranjas, y en frutos secos y cereales como la cebada, nueces, salvado de avena.

Fibra insoluble.- Ésta fibra no se disuelve en agua, entre sus beneficios favorece la evacuación, ayuda a la absorción de lo que el organismo no necesita y contribuye a desecharlo. Entre la fibra insoluble podemos encontrar el salvado de trigo, maíz, arroz integral y vegetales como los espárragos, apio, zanahoria y espinacas.

La fibra se la puede consumir a cualquier hora del día, porciones de frutas y vegetales con cáscara ayudarán a nuestro organismo a funcionar bien, no es conveniente sobrepasarnos de la recomendación diaria ya que un exceso en la ingesta de fibra impedirá al organismo absorber minerales de forma adecuada.

 

Contenido Relacionado

 

Tips de Bella y Saludable

Propiedades del vino tinto

Propiedades del vino tinto

Reduce la absorción de grasa en el cuerpo y los polifenoles encontrados en el vino tinto, tienen un efecto antioxidante, pudiendo reducir el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares y cáncer.